domingo, 10 de marzo de 2019

La igualdad será de valores o no será

Hola, apreciado lector. Hace año y medio que no escribo, pero nunca es tarde para volver, sobre todo con todo lo que está pasando en España estos últimos meses, y especialmente estas últimas semanas por el día de la mujer. Aunque ya no esté allí, Twitter (dentro de sus límites) me informa cada día.

Empezaré diciendo que me cuesta creer, o más bien aceptar, muchas noticias y vídeos que están relacionadas de alguna manera con la «derecha trifálica» (nombre que vi por ahí y me encantó) y sus seguidores. Cada persona tiene una visión del mundo condicionada por la gente y el contexto que les rodea, y yo, por suerte o desgracia, estoy rodeada de gente bastante parecida a mí. Esto hace que dé muchas cosas por hechas o, al contrario, por impensables, y me sigo sorprendiendo al ver el respaldo que tienen algunas afirmaciones que son mentira y no están justificadas de ninguna manera. ¿Cómo es posible que haya gente que siga sin entender lo que es el feminismo? ¿Que siga creyendo que hay muchísimas denuncias de maltrato falsas? ¿Que siga creyendo que la igualdad real existe?

lunes, 23 de octubre de 2017

Las lenguas no están para joder

Tras meses de abandono por vida ajetreada y mejores cosas que hacer, vuelvo puntualmente.

Hace unas semanas hubo unos atentados en Cataluña, que ya se nos han olvidado por todo el follón político de ahora, y yo escribí un artículo derivado de la situación que luego abandoné y nunca vio la luz. Como más vale tarde que nunca y hablo de un problema que, además de darse en muchas partes del mundo, sigue vigente en España (y seguirá), pues lo saco ahora.

Con estos atentados, igual que con la situación actual, Twitter y Facebook se volvieron locos y no daban abasto con todos los comentarios que se publicaban, muchos de ellos agresivos. Eso sí, muchos apelando al respeto. Cosas como "Le voy a enseñar a usted lo que es el respeto: se dirige a una audiencia que habla español, pues habla en español"; "Yo no tengo nada en contra del catalán, pero si es algo que importa a nivel nacional, que hablen en español para que todos lo entendamos" (inciso: me parecen curiosísimas las expresiones del tipo "yo no soy racista, pero", "yo no tengo nada en contra de X, pero". Os dejo adivinar por qué.).

miércoles, 8 de marzo de 2017

Asuntos pendientes

[21 de abril de 1992, 12:05 p.m. Hospital de Tarragona.

Una pareja acaba de tener una niña por cesárea. Me imagino que estarán felicísimos, tranquilos por un lado porque todo ha salido bien y nerviosos por otro lado por todo lo que está por venir.

Pasan unos días en los que están completamente encima del bebé, preocupados por si tiene hambre, por su higiene, por si le pasa algo, por si estará enfermo... Lo cuidan y tratan lo mejor que pueden. Lo protegerían con su vida de cualquier daño que pudiera sufrir.

Sin embargo, a los pocos días llevan ellos mismos a la niña a que le perforen las orejas. A que le agujereen dos partes del cuerpo contra su voluntad, sin tener ni idea de por qué, entre lloros por el dolor y el miedo de no saber qué pasa.